100 años del aeropuerto de Cuatro Vientos

100 años del aeropuerto de Cuatro Vientos

El aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos, el más antiguo de los aeropuertos españoles en activo, va a cumplir el 11 de enero del 2011 sus primeros 100 años. Actualmente es un aeródromo de utilización conjunta civil y militar, destinado a vuelos de aviación general. Por el momento se mantiene a pleno rendimiento, a pesar de la presión que ejerce el entorno, ya que se encuentra a solo ocho kilómetros de la Puerta del Sol.

 

 

Con 100 años a sus espaldas el aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos (con el código ICAO civil LECU y militar LEVS) sigue con un gran vigor con 42.276 movimientos de aeronaves en 2010 (contabilizadas hasta el mes de noviembre), aunque en el último decenio habría que destacar los 80.440 movimientos del año 2001.

Con una gran actividad de formación de pilotos y mecánicos (con algunas de las escuelas más importantes de España), diversas empresas de trabajos aéreos (con aviones y helicópteros) y de mantenimiento de aeronaves, compagina esta actividad civil, con la militar y de aeronaves de estado. Estas últimas los helicópteros de la Dirección General de la Policía y la Dirección General de Tráfico, así como varias unidades del Ejército del Aire (información ampliada al final del artículo).

Sin embargo, a día de hoy hay planes para que estos servicios estatales pasen a otros aeropuertos madrileños, de la misma forma que cuando se disponga de un nuevo aeropuerto en la Comunidad de Madrid, es posible que se trasladen (aunque no no es deseable) al mismo todas las actividades civiles.

Tampoco hay que olvidar su valor histórico, ya que junto a algunos edificios emblemáticos en su zona militar, conserva en sus instalaciones un importante legado cultural, con el Museo de Aeronáutica y Astronáutica (más conocido como Museo del Aire), que es un organismo dependiente del Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire; y la FIO (Fundación Infante de Orleans) un museo de aviones históricos en vuelo, que también se encuentra en las instalaciones de Cuatro Vientos.

Esperemos que en el futuro todas estas actividades puedan continuar en Madrid, y al mismo tiempo se sepa conservar el valor histórico del aeropuerto de Cuatro Vientos, el decano del los aeropuertos españoles.

Un poco de historia

Sus inicios se remontan al 11 de enero de 1911, cuando una comisión militar propone al Ministerio de la Guerra (antigua denominación del actual Ministerio de Defensa) la adquisición de una serie de terrenos en la zona de Carabanchel (Madrid), para la instalación de una escuela de pilotos y un centro de experimentación de aeroplanos. El Capitán Kindelán fue designado “encargado” del aeródromo, por lo que puede decirse que fue el primero en ejercer el mando del mismo.

Las primeras tropas en llegar lo hacen el 8 de febrero de ese mismo año, instalándose de forma provisional en tiendas de campaña y en una caseta que utilizarían los oficiales. Y para los aviones llegan de Francia dos hangares transportables (también denominados de campaña) de la empresa Bessonneau, y que alojarán a los tres primeros aviones: dos biplanos Henri Farman, con motor Gnome de 70 HP, y un Maurice Farman, también biplano, con motor Renault de 80 HP.

El 12 de marzo de 1911 es una fecha importante, ya que aterriza el primer aeroplano en el recién creado aeródromo de Cuatro Vientos, procedente de aeródromo de la Ciudad Lineal, también en Madrid. Dos instructores franceses, Osmont y Difour, impartieron las primeras lecciones, que únicamente constaban de clases teóricas, ya que todavía no existían aviones de doble mando. En invierno de 1911, comienzan las obras de construcción de los diversos edificios del campo de vuelo, que concluyen en marzo de 1912 con la instalación de otro hangar, un barracón para la tropa, un garaje y un edificio para el cuerpo de guardia. Entre los años 1915 y finales de 1916 se construye el Pabellón de Oficiales, un singular edificio que sirvió como residencia y zona para las reuniones del personal que iniciaba su instrucción en este aeródromo.

La torre de señales

La torre de señales (ahora llamadas torres de control) de Cuatro Vientos fue construida entre 1919 y 1920 por Enrique Sierra en sus talleres del madrileño Paseo de las Delicias. Las principales piezas prefabricadas en hormigón armado se trasladaron desde allí á los terrenos del aeródromo. Su diseño se basaba en un proyecto redactado en julio de 1919 por el comandante de Ingenieros Leopoldo Giménez. Las construcciones aeronáuticas daban por entonces sus primeros pasos, por lo que no existía ni tradición ni normas conocidas para diseñar y construir torres de señales. Por ello, para desarrollar este proyecto se siguieron las pautas utilizadas en los faros marítimos de la época.

Una terraza de 131,5 metros cuadrados cubre la planta baja de la torre, que incluye varias estancias. La torre adopta el trazado de un octógono regular y tiene una superficie de 34,5 metros cuadrados en su base. En ella se encontraban los elementales instrumentos de la época y sus controladores de vuelo, que dirigían los despegues y aterrizajes por medio de señales ópticas. La puerta de acceso está coronada por un emblema de la Aeronáutica en el cual se superponen los distintivos de los tres títulos de pilotos que existieron en la época: aeroplanos, dirigibles y globos. La torre alcanza una altura de 19,55 metros (hasta el pararrayos), y a cuya parte superior se accede subiendo por una estrecha escalera de caracol. Esta torre, que se encuentra en la parte militar del aeropuerto, es una de las más antiguas del mundo. En ella, junto a las habituales reparaciones y mantenimiento a lo largo de su dilatada historia, actualmente se está terminando un completo trabajo de restauración, que está llevando a cabo el personal de los talleres de la Agrupación de la Base Aérea de Cuatro Vientos y de la Maestranza Aérea de Madrid.

En los siguientes años el aeródromo va ganando en importancia, incorporándose por ello nuevas instalaciones. En 1918, comienza la construcción del Laboratorio Aerodinámico, con un túnel de viento en circuito cerrado que se pone en servicio en 1926, y se convierte en el más importante de los existentes en Europa en su época. Desde 1920, funciona en Cuatro Vientos la Escuela de Mecánicos, y se establece también el Servicio Geográfico y Laboratorio Meteorológico de Aviación Militar, al mando en sus inicios del comandante D. Luis Gonzalo Vitoria.

En 1930 se inaugura, en una parcela anexa, la Escuela Superior Aerotécnica, que se convertiría en la cuna de la ingeniería aeronáutica española. Está claro que las actividades de formación han sido consustanciales con este aeropuerto, ya desde sus orígenes. En febrero de 1936, Cuatro Vientos es autorizado como aeropuerto alternativo de Barajas, así que comienza a funcionar, a todos los efectos, como aeropuerto nacional.

No hay que olvidar tampoco los grandes vuelos, una serie de raids aéreos que se realizan en los años 20 y 30, y que llevan a la aviación Española a los confines del mundo. Uno de los primeros fue el vuelos de la Escuadrilla Elcano que en 1926 sale de Cuatro Vientos para llegar hasta Manila, o el que en 1932 Fernando Rein Loring realiza entre Madrid y misma ciudad asiática, pero esta vez en solitario. Además, hay que tener en cuenta que en el Aeródromo de Cuatro Vientos se realizaron los vuelos iniciales de muchos aviones (como el del Autogiro de Juan de La Cierva), ya que en esos años era, por medios tecnológicos, el más importante de España. 

Durante la guerra civil, el aeródromo es utilizado como base de escuadrillas de caza y bombardeo del gobierno republicano. Es una pena que durante el transcurso del conflicto se perdieran el 90 por ciento de los documentos de las primeras décadas de la historia del aeródromoTras la Guerra Civil, son trasladados al INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) los servicios técnicos aeronáuticos, y a otros aeródromos las escuelas de observación y de mecánicos. En esa época Cuatro Vientos dejó de ser el principal centro técnico de Aviación. Sin embargo, conserva una importante Maestranza Aérea, así como el Centro Cartográfico y Fotográfico, con su escuela creada en 1948. Por su pare la Escuela Superior Aerotécnica se transforma en Academia Militar de Ingenieros Aeronáuticos y, años después, en Escuela de Transmisiones.

Se instala el Real Aero Club de España

En el año 1929, se había creado al este del aeródromo de Cuatro Vientos y lindando con él un aeródromo particular, llamado Loring. En noviembre de 1947, se estableció aquí el Real Aero Club de España, al que se cedieron en propiedad las instalaciones. En diciembre de 1951, el Ministerio del Aire cede al aeroclub 97.000 metros cuadrados en propiedad, mientras que en marzo de 1952 le cede otros 338.000 metros cuadrados. A partir de ese mismo año el aeroclub también puede hacer uso gratuito del campo de vuelo, que linda al oeste con el campo de aviación militar, y que dispone de una pista de 600 metros que comparte con éste. En mayo de 1957, el aeropuerto de Cuatro Vientos queda clasificado como de tercera categoría.

En 1960 se crea la Escuela de Helicópteros en la parte militar de Cuatro Vientos, actividad que mantendrá hasta 1978 cuando se traslada la formación de helicópteros a la Base de Armilla, en Granada. Durante estos casi veinte años de permanencia en el aeródromo, y bajo el lema de “Parar, Templar y Mandar” se formaron 866 pilotos VFR, 128 pilotos IFR y 521 mecánicos de helicópteros. El material de vuelo en servicio en las fechas iniciales de la escuela fue el Z-1 (Sikorsky-Westland S-55) que acumuló unas 1.500 horas y el Z-2 de fabricación española (Aerotécnica AC-12) “Pepo”, en el que se efectuaron unas 2.500 horas de vuelo. Ambos fueron sustituidos por los Bell 47G “Siux” y Augusta Bell 205 “Iroquois”, helicópteros que todavía operaron en Cuatro Vientos. Uno de los pilotos que obtuvo aquí su titulación fue el Rey Juan Carlos I, que consiguió su título de piloto de helicópteros en julio de 1961.

En marzo de 1961, se establece una nueva organización de las instalaciones, con una separación entre la zona civil (que consiste en la pista pavimentada y la zona sur del aeródromo) y el sector militar (al norte de la pista pavimentada). Y en septiembre de 1965, pasa a denominarse oficialmente aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos. Y ya en 1967 se clasifica de segunda categoría.

Y se transforma en aeropuerto internacional

En los primeros años de la década de 1970 el aeropuerto dispone de una pista asfaltada de 1.200 metros de largo y 30 de ancho (la actual 10-28), una calle de rodaje paralela, y una pista paralela de terreno natural compactado, de 1.650 metros de longitud por 75 de anchura. En julio de 1971, el aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos queda abierto al tráfico internacional de pasajeros, aunque al igual que los vuelos nacionales, únicamente en condiciones de vuelo VFR y en horario diurno. En el mes de octubre de ese mismo año se traslada a Cuatro Vientos el 803 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, procedente de la Base de Getafe.

En diciembre de 1975, se realizan importantes obras de mejora, con la prolongación de la pista en 300 metros, con lo que alcanza una longitud de 1.500 metros. Además, se inician las obras para la nueva torre de control y un pequeño edificio terminal. En junio de 1975, por disposición del Ministerio del Aire, se crea la Unidad Especial de Helicópteros, con la misión primaria del Transporte de personalidades, pero con la misión secundaria de búsqueda y salvamento. En 1978, se decide que la Unidad Especial de Helicópteros pase a denominarse 402 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, dependiente de la Agrupación del Cuartel General.

A partir de 1992 se reestructura el Aeródromo Militar de Cuatro Vientos y se crea el Ala 48, siendo el Jefe de dicho Aeródromo a su vez Comandante Jefe del Ala 48. El Ala 48 estará constituida por el 402 y 803 Escuadrones de Fuerzas Aéreas, el Grupo de Material y el Grupo de Apoyo. 1993 se establece la clasificación del Aeródromo Militar de Cuatro Vientos como Base Aérea.

Desde la ampliación de la pista en 1975, y como ocurre en muchos otros aeropuertos, nunca terminan las obras de mejora y ampliación. Hay que destacar en esta evolución la llevada a cabo en la última década en la parte civil del aeropuerto, con la construcción de un nuevo edificio de servicios, la remodelación del edificio terminal original y la construcción de una nueva torre de control, quedando la anterior como instalación de emergencia. Tampoco hay que olvidar el trabajo de reasfaltado de la pista, nueva señalización, modificación de calles de rodaje y la ampliación de la plataforma hacia el sur, una de las últimas obras importantes completadas en el aeropuerto.

Las unidades actuales del Ejército del Aire

En los últimos años, varias unidades del Ejército del Aire (junto a los helicópteros de la Dirección General de la Policía y la Dirección General de Tráfico) han estado activos en Cuatro Vientos, aunque como ya hemos comentado en el principio de este artículo, casi todas ellas tienen planeado el traslado a otras bases.

Una de las más significativas es el Ala 48 que comprende el 803 y 402 Escuadrón de Fuerzas Aéreas. Este Ala depende orgánicamente del Mando Aéreo General. Por su parte el 803 Escuadrón, que dispone de helicópteros Aerospatiale (hoy Eurocopter) AS332 Super Puma que tiene como misión principal realizar operaciones de búsqueda y salvamento. Participa también en otras tareas, como el apoyo a otras unidades del Ejército del Aire, vigilancia marítima en colaboración con la Armada, etc. Y el 402 Escuadrón (con medios aéreos similares) y que tiene como su principal misión el transporte de personalidades. Asimismo, en caso de visitas oficiales de mandatarios extranjeros, el 402 es el encargado de sus traslados.

Otra unidad es el Centro Cartográfico y Fotográfico (CECAF), que opera aviones C-212 Aviocar y Cessna Citation V, y que se encarga de atender las necesidades del Ejército del Aire relacionadas con la cartografía, fotografía, fotogrametría, fotointerpertración y artes gráficas. A su vez colabora con diversos organismos del Ministerio de Defensa, otros Ministerios, diversas Administraciones Autonómicas y Locales, así como distintas universidades.

También se encuentra en Cuatro Vientos la Escuela de Técnicas de Mando, Control y Telecomunicaciones (EMACOT) con la función de impartir enseñanza de formación y perfeccionamiento para capacitar al personal del Ejército del Aire en aspectos de “Mando y Control” y “Telecomunicaciones y Electrónica”, que agrupa las áreas de conocimiento de mando y control, sistemas de información y comunicaciones (CIS), guerra electrónica y electrónica en general. Desde el año 2000, los cursos que se imparten se ampliaron a los Sistemas de Información y a la Seguridad de la Información Electrónica (INFOSEC). Más recientemente, por acuerdo firmado entre el Ejército del Aire y la Dirección General de la Guardia Civil, se ha asignado a la Escuela la responsabilidad de formar como operadores de radar a miembros de la Guardia Civil para desempeñar funciones en sus nuevas aeronaves de ala fija CN-235, en versión de vigilancia marítima.

Además también está La Maestranza Aérea de Madrid (MAESMA) que tiene una dependencia orgánica del Mando Aéreo General y operativa del Mando de Apoyo Logístico, y su misión es el mantenimiento de varios sistemas de armas.

Y por último, otras unidades como la Escuadrilla de Honores del Ejército del Aire (EDHEA) cuya misión principal es la rendición de honores militares en todo tipo de actos, y como misión secundaria la Seguridad y Defensa Terrestre en sus diversas facetas. . Y sin olvidar a la Agrupación de la Base Aérea de Cuatro Vientos que presta apoyo general, seguridad al personal y a las instalaciones, y atiende a la administración y gestión del personal, y de los recursos económicos asignados. Y de reciente creación (mediados del 2009, aunque todavía no operativa) está la futura Agrupación Central del Ejército del Aire (ACEA) que se encargará de la prestación de servicios centralizados de seguridad, de transporte terrestre de personal y material, así como apoyo logístico, y mantenimiento de las instalaciones de distintas unidades y organismos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X