Centenario del Raid París-Madrid de 1911: Actos en Quintanapalla

Centenario del Raid París-Madrid de 1911: Actos en Quintanapalla

El sábado 14 de mayo, en la localidad de Quintanapalla (Burgos), han tenido lugar los primeros actos conmemorativos del centenario del raid aéreo Paris–Madrid, que pasó por primera vez por la región en mayo de 1911, y que gano el piloto Francés Jules Védrines.

A los actos promovidos por el ayuntamiento de Quintanapalla asistieron la subdelegada del gobierno, Berta Tricio; el alcalde de la localidad, Ignacio Martínez, acompañado por diversas autoridades municipales; el presidente del Real Aero Club de España y de Burgos, José Luís Olías; así como pilotos del aeroclub burgalés y vecinos de las localidades próximas a Quintanapalla.

Los actos comenzaron con el homenaje al ganador del Raid París-Madrid, que consistió en la colocación de un monumento en recuerdo de los pioneros del aire y al ganador del raid, Jules Védrines. El monumento en un busto de bronce del aviador francés (obra del escultor Javier Sanz), que se ha colocado junto a la puerta del ayuntamiento de Quintanapalla.

Posteriormente se abrió al público la exposición fotográfica conmemorativa del Raid Paris-Madrid y de todos los pilotos que participaron en él. A continuación, el presidente del Real Aero Club de España y de Burgos, José Luís Olías, ofreció una charla sobre el héroe de la aeronáutica Jules Védrines y sobre la prueba, terminando los actos con la proyección de unas imágenes de la época, tanto de la carrera y sus curiosidades, como del protagonista, el aviador Védrines.

El paso del Jules Védrines por Quintanapalla fue un “accidente”. Y más concretamente durante la etapa reina de la prueba de 462 kilómetros (con salida el día 25 de mayo de 1911), entre San Sebastián y la Dehesa de Santa Quiteria de Getafe (cerca de Madrid). Esta etapa terminó con casi todos los competidores, ya que Garros tuvo un accidente sin consecuencias para el piloto en el barranco del Leizaran cerca de Andoain, Gibert abandono por problemas mecánicos, mientras que Vedrines tuvo que aterrizar en Quintanapalla (a 15 kilómetros de Burgos) por problemas técnicos. Más tarde pudo continuar hasta el antiguo aeródromo de Gamonal en la capital burgalesa. Al quedar él como único superviviente, solicitó a la organización el aplazamiento del final de la etapa, lo que le fue concedido. Al final sería el día 26 cuando por fin Vedrines llegó a Getafe con su Morane.

Durante los actos se recordó también que en el mes de junio se celebra el centenario del Raid París-Madrid, con una prueba de aeronaves ecológicas y con nuevas tecnologías de propulsión, que parten de Francia, y que tendrá uno de los finales de etapa en Burgos (el 20 de junio), aeropuerto del que partirán los participantes al día siguiente con destino al aeródromo de Ocaña. Los actos terminarán el 22 de junio con la entrega de trofeos en Madrid, en la sede del Real Aero Club de España, situado en el centenario aeropuerto de Cuatro Vientos.

Esta prueba está organizada, entre otros, por Daher-Socata, la Association du Patrimoine Morane Saulnier, el Aero Club de France, el Ministerio de la Defensa y la DGAC de Francia, el Real Aero Club de España, Senasa, AESA, el Conseil General Hautes-Pyrenees y el Ayuntamiento de Tarbes.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X