Vuelta Aérea de España 2011: Por tierras canarias

Vuelta Aérea de España 2011: Por tierras canarias

Entre los días 11 y 17 de julio de 2011 se ha celebrado con gran éxito la XLV Vuelta Aérea de España y XXVIII Trofeo de S.M. el Rey, organizada como en pasadas ediciones por el Real Aero Club de España. En esta ocasión la ciudad de Granada y las Islas Canarias han sido protagonistas de excepción, terminando como vencedor de esta edición el piloto castellonense Manuel Sos.

La Vuelta Aérea de España es una prueba aérea en la que se combinan las actividades de vuelo (ya sea de etapas competitivas o no), con otras de interés cultural aeronáutico, y por supuesto de hermanamiento entre pilotos de diferentes lugares de España y sus clubes.

11 de julio 

Esta edición se inició el día 11 de julio, con la concentración de los aviones participantes en Armilla (Granada). Durante este día todos los pilotos realizaron una vista a la Base Aérea de Armilla y a su museo. La Base de Armilla es la sede del Ala 78 y de la Patrulla Aspa, los helicópteros acrobáticos del Ejército del Aire, que también ofrecieron una breve exhibición a todos los participantes en la Vuelta Aérea. Los pilotos de la Vuelta fueron recibidos por el Coronel Julián Roldán, responsable de la Base Aérea de Armilla y del Ala 78, quien, acompañado de sus oficiales, ofreció una completa información a los participantes sobre el Ala 78 y sus misiones. También se realizó una visita privada a la exposición “100 años de la Aviación Militar Española” en el Parque de las Ciencias, centenario que se cumple el presente año 2011. Toda esta jornada fué coordinada por el Real Aero Club de Granada.

12 de julio

La caravana aérea inicia su camino hacia Canarias con un recorrido que pasó por las ciudades de Jerez (donde se realizaron los trámites aduaneros), para más tarde hacer escala en Tánger (un cambio respecto al plan previsto de aterrizar en Casablanca) y posteriormente Agadir, ambas ciudades en Marruecos.

13 de julio

Los aviones partieron de Agadir, haciendo una primera escala en Aeropuerto de Lanzarote, donde el Patronato de Turismo ofreció a los participantes en la Vuelta un espectáculo de folclore canario. En las instalaciones fueron recibidos por Ángela Navarro (directora del aeropuerto) y Hector Fernandez (gerente del Patronato de Turismo de Lanzarote), así como aficionados locales. También se tuvo la oportunidad de visitar el museo aeronáutico situado en la antigua terminal del aeropuerto. Los actos concluyeron con un almuerzo típico de la isla. Después, todos los aviones en el aire, para terminar la jornada en el Aeródromo del Berriel, ya en la isla de Gran Canaria.

Los aeroclubs locales han agradecido enormemente que la vuelta pasase por Canarias (como ya lo hizo en 1993) ya que supone un empujón para la afición local por la aviación, como señalaron en sus intervenciones Fernando Moreno (presidente del Aeroclub de Gran Canaria) y Francisco Rosas (vicepresidente de Lanza Pilots Club). José Luís Olias, presidente del Real Aero Club de España se comprometió a que Canarias será el destino de la futura edición 50 de la Vuelta Aérea de España.

14 de julio

Se inició la parte competitiva, el Trofeo de S.M. el Rey, con los 24 aviones participantes, entre los que habían viajado desde la península y los de los pilotos de los aeroclubes Canarios locales. Para ello se realizaron tres etapas, Gran Canaria-La Gomera, La Gomera-Tenerife y Tenerife-Gran Canaria. Destacar que en el Aeropuerto de la Gomera, El Cabildo, ofreció a las tripulaciones participantes en la Vuelta Aérea, una exhibición de Silbo Gomero.

Volviendo a la competición, en cada una de las etapas se busca la capacidad de los pilotos para mantener regularidad y precisión. Durante cada etapa las tripulaciones deben mantener la ruta planteada por la organización, sin salirse de un pasillo virtual, que en esta ocasión tenía 500 metros a cada lado del trazado, además de mantener el tiempo de paso exacto, tanto en el primer punto de la ruta, como en el último. Todos los segundos de adelanto y retraso (cada segundo penaliza), y el tiempo que se está fuera de ruta, se convierten en puntos, así que el equipo que menos puntos acumula, es el que va llevando la cabeza de la prueba. Para comprobar la ruta efectuada, cada avión lleva un “data logger” que recoge en una memoria la posición exacta y el tiempo de paso por cada punto (por medio de un GPS interno), descargándose esta información en el ordenador de la organización técnica, que así puede comprobar la ruta de forma gráfica sobre un mapa y calcular las penalizaciones.

Tras estos tres vuelos, ha resultado vencedor Manuel Sos (con una Cessna 172) del AC de Castellón, destacando que realizó las pruebas volando en solitario. En segundo lugar terminó el equipo formado por Eugui-Lizarraga (con Cessna 172) del AC de Navarra, seguido de Labarga-Gurrea (con una Piper PA-28) del AC de Burgos, en tercer lugar.

15 de julio

Fue una jornada de descanso en Gran Canaria, con una interesante visita a la Base Aérea de Gando. Esta es la sede del Ala 46, dotada con aviones de caza y ataque F/A-18 y también del SAR, con el Escuadrón 802. Este último utiliza en sus misiones de “búsqueda y rescate” los aviones Fokker F27 y los helicópteros Eurocopter AS332 Super Puma. El General Eugenio Ferrer, Jefe del Mando Aéreo en Canarias recibió a los participantes en la vuelta acompañado por el Coronel Jorge Felgeira, Jefe de la Base de Gando y del Ala 46, ofreciendo ambos una amplia información sobre la base y sus funciones. Estas instalaciones ocupan una extensión de 3.600.000 m2 y en la que prestan servicio unas 1.700 personas, entre militares y civiles.

En cuanto al servicio SAR, agradecer su labor de vigilancia y alerta durante todo el año. Gracias a ellos los participantes de la Vuelta se han sentido más seguros en sus vuelos sobre el mar. Por la noche, todos los pilotos y la organización celebraron la cena oficial en las instalaciones del Aeroclub de Gran Canaria, donde también se hizo entrega de los trofeos de esta vuelta aérea.

16 y 17 de julio

Al la mañana siguiente, la comitiva partió hacia la isla de Lanzarote, donde se hizo noche. Para el día 17, los participantes tuvieron una nueva etapa internacional de regreso a España, pasando por la ciudad marroquí de Essaouira, donde se cumplió con los trámites aduaneros. El día terminó en el Aeropuerto de Jerez, donde finalizó oficialmente la vuelta Aérea de España del 2011. A siguiente día, los aviones participantes y de la organización partieron hacia sus bases de origen.

La Vuelta ha contado, como todos los años, con la inestimable colaboración del Ejército del Aire. En esta ocasión, ha acompañado a la vuelta un avión de transporte CASA CN-235, perteneciente a la Escuela de Salamanca con una tripulación militar formada por 5 pilotos. Este aparato ha dado apoyo a la organización, incluyendo el transporte de su personal y equipos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X