LA FAM CONSIGUE LA CARTA OPERACIONAL PARA HIDROAVIONES EN POLLENSA

LA FAM CONSIGUE LA CARTA OPERACIONAL PARA HIDROAVIONES EN POLLENSA

La Fundación Aeronáutica Mallorquina (FAM) ha presentado hace unas semanas la Carta Operacional para los amerizajes de hidroaviones en la Bahía de Pollensa. Un hito histórico tras muchos años de paciente trabajo.

El presidente de la Fundación Aeronáutica Mallorquina, Miguel Buades, y el coronel jefe del Aeródromo Militar de Pollensa, Carlos Perez firmaron el 28 de mayo una carta operacional que permite la coordinación de las actividades aeronáuticas entre el Aeródromo Militar de Pollensa y la Fundación Aeronáutica Mallorquina. Y hace unos días llegó la autorización de AESA, calificándola como hidrosuperficie eventual.

La finalidad de este documento es ser una herramienta de coordinación entre ambos organismos, para que las aeronaves auspiciadas por la fundación que operen en la Bahía de Pollensa lo hagan de forma segura (y bajo la responsabilidad de los pilotos) y fuera de la zona de reservada al aeródromo (Anexo A). En el botón al final de este texto está la carta operacional con los con los anexos.

Esta hidrosuperficie contará con una zona de amerizaje de 900 metros de longitud y 60 metros de anchura, con una orientación 09-27, y que se delimitará físicamente, así como un canal de enlace con la zona de amarre (Anexo B). En la zona portuaria del Puerto de Pollensa se ha habilitado un amarre para que los hidroaviones puedan atracar.

Las aeronaves operarán siempre bajo reglas de vuelo VFR, y con un horario de las 15:00 LT hasta el ocaso los días laborables y desde las 08:00 LT hasta el ocaso los sábados, domingos y festivos. Y siempre que no haya actividad militar aérea o vuelos de extinción de incendios.

El responsable de vuelos de la Fundación Aeronáutica Mallorquina será el encargado de comunicar telefónicamente con el Jefe de Día del aeródromo el inicio y finalización de cada periodo de vuelo. Además, el piloto tendrá que elaborar los planes de vuelo aplicando la normativa estándar contenida en el AIP.

La zona normal de operaciones (ZNO) estará formada por el canal de amerizaje y despegue, y por el circuito de tráfico al sur de este (Anexo D). Los limites verticales de este espacio serán 1.000 ft AGL. Para entrar y salir de la zona se utilizarán los puntos de notificación siguientes (Anexo C):

+ Formentor (Norte): N39º57’37,01  E003º12’48,60
+ Puerto Pollensa (Oeste): N39º53’53,33  E003º04’31,75
+ Caps de Pinar (Este): N39º53’22,99  E003º12’06,58
+ Alcudia (Sur): N39º51’08,29  E003º07’09,95

Antes de iniciar las operaciones en el agua se coordinará el tráfico con la base, y una vez en el aire con Palma Control, al que se informará también al amerizar.

Esta hidrosuperficie está clasificada por AESA como eventual, lo que supone un límite de 40 operaciones al año, con un máximo de 15 al mes. Hay que destacar, además, que los hidroaviones, una vez en el agua pasan a cumplir la reglamentación marítima, como si fueran cualquier embarcación. Para más información sobre la utilización de la hidrosuperficie contactar con la FAM (fundacio@fam-ib.org).

La contestación positiva de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea se esperaba desde el momento en el que el Ejército del Aire, que gestiona las instalaciones de la base del Puerto de Pollensa, dio hace unos meses el visto bueno al amerizaje de aviones civiles no comerciales en la bahía, una de las condiciones que reclamaba AESA para aprobar la autorización.

Esperemos que esto sea otro paso para que la hidroaviación “civil” se pueda normalizar en España como en el resto de los países de nuestro entorno.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X