Por fin vuela el A-400M

Por fin vuela el A-400M

El A-400M ya es una realidad. Su programa ha costado mucho dinero, 20.000 millones de euros, pero a la vista del resultado, ha merecido la pena. Eso si, no es nada barato, cada avión cuesta alrededor de 100 millones de euros. En nuestro país se fabricará el carenado de los motores, el estabilizador horizontal, y el borde de ataque del estabilizador vertical, además de ensamblarse en Sevilla. Se invertirán 25 millones de euros al año y la creación de 1.000 puestos de trabajos para los próximos 15.

El programa A-400M fue lanzado el 27 de mayo de 2003, cuando la división militar de EADS firmaba un contrato para la diseñar y fabricar 180 aviones de transporte, 27 de ellos para el Ejercito del Aire español. En 2005, se unen al programa Sudáfrica y Malasia con 12 aparatos más.

El A-400 es un avión de transporte militar, rival directo del C-130 Hercules, un veterano de los cielos, cuya última versión, compite directamente con este nuevo producto de Airbus. El nuevo avión de EADS puede reemplazar a los 400 aparatos de transporte militar que equipan en la actualidad a la mayoría de las Fuerzas Aéreas de Europa, que tienen en el C-130, su espina dorsal. Cuenta con cuatro motores EFI TP400-D6 de 11.000 caballos de potencia. Sube a 30.000 pies de altitud, y puede llevar 30 toneladas de carga a 4.500 kilómetros de distancia. Su tren de aterrizaje lo forman 14 ruedas que le permiten operar en pistas no preparadas de tan solo 700 metros de longitud.

El retraso del programa de un año ha costado en torno a 1.400 millones de euros. Este se ha debido, entre otras cosas, a su motor. Es nuevo, lo fabrica un consorcio llamado EPI formado por ITP, Snecma Rolls-Royce y MTU. Se cuestionó la conveniencia de usar motores nuevos en un proyecto tan caro sin contrastar su fiabilidad. Se ha tenido, incluso, que modificar sobre la marcha, incrementando el peso del avión. También se han presentado problemas con la integración del sistema eléctrico y el del cableado. Algo que ya han sufrido en Airbus con el A-380.

El A-400M es muy importante para la industria aeronáutica española. En Sevilla ya trabajan  600 personas, 200 de ellos españoles y de estos, 120 ingenieros. La capital andaluza vuelve al mapa de la industria aeronáutica mundial como en los tiempos de La Hispano Aviación y CASA.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X