Vuelta Aérea de España 2010: Y eso que lo hemos intentado

Vuelta Aérea de España 2010: Y eso que lo hemos intentado

El refrán de “al que madruga, Dios le ayuda” no se ha cumplido en esta ocasión, y eso que los participantes de la XLIV Vuelta Aérea de España – XXVII Trofeo de SM El Rey, estaban todos a las siete de la mañana en punto en los autobuses camino del Aeropuerto de Logroño. Las maniobras de la OTAN que estaban previstas en la Base Aérea de Agonzillo (que comparte instalaciones con el aeropuerto civil) para el día de hoy, dejaban solo una ventana de actividad, para la salida de la primera etapa, hasta las 9:30 de la mañana.

Esto suponía una perfecta sincronización por parte de los participantes, que tenían que estar listos para cumplir el horario al minuto. A esto se unía que la meteorología estaba cumpliendo sus pronósticos de mal tiempo, aunque se mantenía las condiciones de techo de nubes dentro de los límites, y con una ligera lluvia intermitente. Los participantes iniciaron las salidas, aunque al cabo de una media hora varios de ellos regresaron porque no se encontraban cómodos con las condiciones meteorológicas cambiantes que se iban encontrando. La idea para ellos era iniciar nuevamente la ruta si el tiempo mejoraba un poco, y eso dentro de la hora límite, que al final se amplió hasta las 10 de la mañana. Dado el panorama, y para evitar que ningún participante forzara la situación por estar en competición, la etapa se ha neutralizado.

La torre de control del Aeropuerto de Logroño se ha tenido que emplear a fondo para gestionar la punta de tráfico que ha supuesto el paso de la caravana aérea por la ciudad. Ya con la etapa anulada, los aviones han continuado hacia el Aeropuerto de Burgos, incluso dos de los tres participantes que se dieron la vuelta ya están en la capital burgalesa. A pesar de la neutralización, los competidores han querido comprobar su ruta, pasando a los jueces sus data logger, unos GPS autónomos que va almacenando en una memoria las posiciones y los tiempos durante la ruta. Estos datos sirven de prueba a la organización, del recorrido realizado, pudiendo comprobar así, en un ordenador, las penalizaciones en las que se han incurrido por salirse del trazado fijado. Y mantenerse en la “senda” correcta no es tarea fácil, ya que se tiene un estrecho margen de solo 740 metros a cada lado de la ruta, y eso volando de forma visual siguiendo un mapa (ya que los GPS de navegación están prohibidos) a más de 100 km/h.

Hoy en el Aeropuerto de Burgos, se han realizado diversas actividades de divulgación aeronáutica, entre ellas los espectaculares vuelos de dos paramotores, a cuyos mandos han estado sendos campeones del mundo de esta especialidad. Los participantes y el público también han podido ver el L-39 Albatros un entrenador biplaza a reacción de la antigua Unión Soviética, y del que unas decenas de unidades están pasando a manos civiles en todo el mundo. Este L-39 es el primero que llega a España, y tiene su base habitual en el Aeropuerto de Burgos. Y para mañana, si el tiempo nos ayuda, por fin la primera etapa de competición que nos llevará al Aeropuerto de León.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X